martes, 30 de octubre de 2012

No me cuentes tu vida, de Luis García Montero



Esta expresión da título a la nueva novela de Luis García Montero, una ambiciosa historia sobre la incomunicación generacional, el primer amor y la inmigración.
La nueva novela del poeta granadino aborda la complejidad de la vida a través de tres generaciones y dos países distintos. Muestra un retrato psicológico de una familia unida por lazos de sangre separada por sus miedos y disputas internas. El lector será testigo de un drama familiar, con la crisis actual como telón de fondo.
Juan Montenegro y Lola son un matrimonio culto de mediana edad y de prestigio en el mundo de la literatura y de las ciencias, cuyo mundo cambia cuando conocen la noticia de que su hijo Ramón mantiene una relación, más seria de lo que a sus padres les gustaría con Mariana, la chica rumana que trabaja en su casa como asistenta.
Luis García Montero es uno de los poetas españoles actuales más importantes. Nació el 4 de diciembre de 1958, en Granada. Desde su infancia se sintió atraído por la poesía y la literatura; un hecho que marcó su inicio como escritor fue conocer a Blas de Otero. En 1976 inicia sus estudios de Filología Hispánica en la Universidad de Granada.  En 1980 publica su primer libro Y ahora ya eres dueño del puente de Brooklyn por el cual comienza a tener un gran reconocimiento y obtiene el Premio de Poesía  “Federico García Lorca” de la Universidad de Granada. En 1983 publica El jardín extranjero por el cual obtiene el  Premio Adonais de Poesía. En 1987 se convierte en  profesor titular de literatura española de la Universidad de Granada, ese mismo año publica Diario cómplice. En 1991 publica Las flores del frío. En 1994 recibe el premio Fundación Loewe por Habitaciones separadas, por esta obra también recibe el Premio Nacional de Poesía en 1995. En 1998 publica el libro de poemas Completamente viernes.  En 2003 publica una de sus obras más reconocidas, La intimidad de la serpiente, que en 2004 recibe el Premio Nacional de la Crítica. En 2008 publica Vista cansada (Premio Andalucía de la Crítica) y en 2011 Un invierno propio.
Su reconocida y extensa obra literaria ha sido recogida en numerosas antologías poéticas, entre ellas Ropa de Calle, por Cátedra (2011) y Poesía (1980-2005), editada por la editorial Tusquets, en la que se repasa toda su obra.
Como novelista publicó, en colaboración con Felipe Benítez Reyes, la novela Impares, fila 13 (1996). En 2009 publicó su primera novela individual, Mañana no será lo que Dios quiera, sobre la vida del poeta Ángel González, fallecido en 2008. Por este libro recibió el Premio del Gremio de Libreros al Mejor libro de 2009. Luis García Montero tiene también numerosos ensayos entre los que podemos citar  La otra sentimentalidad, junto a Javier Egea y Álvaro Salvador (1983), Poesía cuartel de invierno, Lecciones de poesía para niños inquietos, Gigante y extraño : las "Rimas" de Gustavo Adolfo Bécquer (2001), Los dueños del vacío. La conciencia poética, entre la identidad y los vínculos (2006) o Inquietudes bárbaras (2008)
En 2001 se le concede la Medalla de Oro de Andalucía y en 2003 la Medalla de Oro de la ciudad de Granada. En 2008 recibe el Premio Qwerty de Poesía en castellano y en 2010 le es concedido el premio Poetas del Mundo Latino, en Aguascalientes, México, por su trayectoria literaria. En 2011 es nombrado Profesor Honorario con Distinción de Académico Ilustre por la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina).
Actualmente colabora con numerosos programas de divulgación cultural y diarios como Público


(Alberto del Río y Ana Blanco)


1 comentario:

Bianca Pascuchelli dijo...

La verdad que es un genio y un gran escritor. Yo participé del nombramiento de académico ilustre que le hicieron en Mar del Plata. Me acuerdo que él había estado dictando algunas clases en mi universidad en Venezuela y yo había quedado maravillada. No solo con lo que sabía sino también con su cultura argentina. Decidí en las vacaciones hacerme un viaje para allá. Quería saber todo de él. Me reservé un alquiler temporario en Buenos Aires y me quedé dos semanas. Me encantaba escuchar el acento porteño por todos lados, me hacía acordar a él. Finalmente me enteré que pasaba esto en la ciudad de Mar del Plata y me fui para allá. Qué lindo todo! La ceremonia y después el mar, que está bellísimo por allá. Lo recomiendo aunque no tengan un profesor que quieran ir a ver jaja