jueves, 27 de noviembre de 2008

INFANCIA. UN PARAÍSO RECUPERABLE


Publicamos un texto de nuestro compañero Francisco Onieva, que ha aparecido en el boletín "Pazkito" de este mes de noviembre, que edita nuestro centro, en el marco del proyecto Escuela Espacio de Paz.



"Nunca me han gustado los discursos grandilocuentes ni el lenguaje administrativo vacío. Los rehuyo siempre que puedo; por ello prefiero un tono íntimo y a media voz para hablar sobre el Día Universal de la Infancia.
La infancia es uno de los paraísos perdidos que muchos escritores intentan recuperar a través de la palabra; pero no sólo es fuente inagotable de material literario, sino también es un equipaje personal, pero transferible, que llevamos en nuestros bolsillos. No en vano, nuestra personalidad y nuestra forma de ver el mundo se conforman en ella. Somos lo que hemos vivido; de ahí la importancia de proteger a los más pequeños, con el fin de evitar que se rasgue el frágil velo de la infancia. Si la perdemos a destiempo, nos perdemos, perdemos las historias que van tejiéndose en nuestro pecho y, cuando digamos a echar la vista sobre nuestros pasos, no tendremos lugares en los que refugiar nuestra vista cansada.
Desde hace catorce meses se me ofrenda volver a ser niño, a través de mi hija, con la que revivo momentos jamás recordados y al lado de la que espero ir creciendo. Me suspendo en su dedo inocente que señala el mundo e incita, con un ligero gruñido, a que se le nombre y, por tanto, exista. Me suspendo en sus primeras palabras y en su sonrisa cuando mira los álamos y habla con ellos en un lenguaje que sólo ella conoce. Me suspendo en sus primeros pasos que, aunque titubeantes, son capaces de reconocer las ondulaciones de la tierra y sentir cómo el frío se quiebra al pisarlo.
Veo y soy a través de ella. Ella me ha desvelado las costuras de un nuevo horizonte. Ahora comprendo que nuestros hijos son la única patria verdadera, a la que volvemos una y otra vez, sin intereses, sólo por el placer y la necesidad de viajar en compañía. Una patria que no entiende de banderas y cuyo único dogma es la entrega sin límites."

1 comentario:

Hada de los tiempos dijo...

¡¡Hola!!! Soy el Hada de los tiempos. En el Bosque Antiguo donde vivo estamos buscando escritores de cuentos de hadas o maravillosos (especialmente del siglo XX y XXI). ¿Conoces alguno? ¿Podrías ayudarme? ¡¡¡Gracias!!!

loscuentosdehadas.blogspot.com